Sunday, November 20, 2005

Domando a Regan.

Se va haciendo tarde… 8 pm… Hora en que el cielo oscurece, la gente se va volviendo a su covacha… El cielo se tiñe de un color espeso… Mi casa se vuelve silenciosa…

BuuuUUUuuuuUUUUuuuuu…
COCO TIME!!!

Desde mis días de newbie, he tenido una compulsión absurda a temer a los Cocos.
Cuando la perversa de mi vieja cerraba la puerta de mi dormitorio, dejándome a oscuras, el único rayo de esperanza posible, era aquel que pasaba por debajo de la puerta, amarillito, indicando que del otro lado, aun había vida.
Pero, de MI lado, las “cosas” se desarrollaban, prosperando en los rincones.
Recuerdo el pánico profundo que me atenazaba cuando tenía que ir al patio a oscuras, o cuando todos se dormían, dejando la casa silenciosa, y yo era la única testigo posible de cualquier masacre…
Jamás temí ladrones, asesinos, y esas pavadas que asustan comúnmente a los mortales. Nono, lo mío, era una cuestión mucho mas mística, dotada de una profunda intransigencia hacia cosas mas banales como un simple psicópata.

Cuales eran mis cocos?

Recuerdo claramente a los dos primeros Cocos grosos:

Uno, fue Michael Jackson, y su video Thriller. (Ya sé que no soy original, o sea, hasta el día de hoy, las madres amenazan con llamar a Michael Jackson si el nene no toma la sopa).
El otro, fue una mano monstruosa que aparecía en la portada de un libro que tenía mi viejo. Esa mano, era la imagen de mis más profundas pesadillas. Mi hermana solía pasar sus ratos de ocio, esgrimiendo el libro delante de mis narices, mientras susurraba ominosa:


- Uhhhhh… te agarra la mano por debajo de la cama………

A lo cual yo respondía corriendo por toda la casa, a los gritos, llevándome puestos muebles, mascotas y personas como un huracán aterrorizado.
Luego, de esa misma colección de libros, salio otro coco espeluznante, un Hombre Lobo babeante, chorreando sangre, lamentablemente plasmado por el artista. Tal Monstruo, se parecía mas al chihuahua sarnoso de la vieja de la cuadra. Pero ello no impedía que, a mi corta edad, me aterrorizara sobrehumanamente (el lobo, no el chihuhua).
En tal estado, logre una hazaña digna de Ulises, una noche de verano, cuando no podía siquiera mover un músculo en mi cama, sobrecogida por el pánico. De un lado, estaba el lobo, del otro, la mano, acechándome. Entonces, mi psiquis se revelo, y procedió a DOMAR la mano, creando un lugar cómodo para mi mente asustada. La mano se convirtió en un páramo seguro, durante muchos años…

Hasta que apareció ALIEN, el 8vo. Pasajero.
Recuerdo haber visto la película desde debajo de la mesa, escondida entre los pies de mis viejos. Mi santo padre me había prohibido verla, seguramente, harto ya de tenerme todas las noches en su cama, hecha un ovillo de terror. Pero yo pude mas… me mande, la ví, y cuando ya aparecían los Créditos... A mi papá se le ocurrió la peregrina idea de estirar una pata, y encontrarme ahí escondida, mordiendo el mantel para no gritar.
Lo último que me acuerdo, es estar encerrada en el baño, con la luz apagada y berreando como si el alienígena me estuviera masticando el occipucio. (En mi tierna inocencia, jamás se me ocurrió prender la luz, ya que mi viejo me dijo: ahora te quedas a oscuras, por viva)…
La mano protectora ya no surtía efecto alguno. Y claro, si el maldito Alienígena era igualito a mi benefactora!
Años de lucha, me llevaron finalmente a adorar profundamente al bicho. Ergo, lo domé.
Tal cual la mano, el Alien se hizo dueño de las rondas nocturnas, espantando todos los demás Cocos que mi retorcida imaginación creaba.

Peeeero…. Un lluvioso día de invierno, llegó a mis manos un libro que lo cambiaria todo:
EL EXORCISTA. (Tiemblo, de solo mirar la palabra escrita)

No sé si alguien leyó tan detenidamente ese libro infernal como yo... Pero si lo han hecho, habrán notado que pagina a página, las canas crecen, un temblor casi imperceptible se adueña de tus dedos agarrotados para siempre, y empezás a mirar paranoico pa todos lados, en la espera de Pazuzu y sus legiones.
Regan se instaló en mi vida, como la reina dominante de todos mis terrores.
Lo peor del caso, es que ya no servia de escudo estar con alguien más en mi terror, porque.. oh, dios mío.. Podía posesionarse!!!!!

Revivo aquella noche de pánico, cuando, ya no pudiendo más, salté de mi cama, y me fui a dormir con mi abuela, esperando que la dulce anciana trajera paz a mi atribulada imaginación.
Pues no, lamentablemente, mi “atribulada imaginación” se dedicó a mostrarme cómo quedaría mi abuela si se posesionara, justito al lado mío, convirtiendo sus ronquidos en estertores demoníacos, sus saltitos adormilados, en sospechosos temblores de la cama, y cualquier crujido, en los pasos del alado Pazuzu acercándose.

Y bien, desde entonces, mi legión de Cocos ha aumentado hasta niveles escandalosos.
Ya no soporto ver ni una mención a fantasma, o almas en pena, cuando estoy sola, porque cualquier movimiento detectado por el rabillo del ojo, me hace transpirar helado. Aún así, Regan sigue siendo la Reina absoluta, la que logró hacerme dormir durante meses con la puerta trancada, por temor a mirar hacia los pies de mi cama, y verla reptando…
Supongo que si lograra someter a este Coco, todos los demás huirían espantados ante su total supremacía...
Sí, bien, pero, cómo domar a Regan??
Esa niñita infernal, malévola, espantosa, sanguinaria, horrenda, bajando por las escaleras....
Image hosted by Photobucket.com
Argggggggghhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!.
(Momento de pánico auspiciado por… COCA COLA, COMPARTE TUS SENSACIONES).

Volví. Debajo de la cama había muchas pelusas, y un par de Cocos añejos.

Decíamos... Cómo dominar a tal invencible demonio?
Dicen que, para desenamorarse, no hace falta mas que imaginar al objeto de adoración cagando.
Bien, eso me da una pista:
Podríamos ridiculizar a Regan, para que, envuelta en patetismo, pierda su aura terrorífica? Puedo hacer malabares con mi imaginación, por lo tanto, imaginemos a Regan con… una corona de flores, a lo hippie? A verrrrrrrrr…..

(Mierdaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa el solo buscar en Google una imagen de ella me esta haciendo chillar incontrolablemente)

Algo así??

Image hosted by Photobucket.com
Damn... Eso no funca.
En realidad, mirándola bien, creo q es bastante más terrorífico un Hippie poseído, que una niñita demoniaca.

Veamos… que otra forma de poner a Regan es su lugar? Por qué no, masticándose un buen tentempié??
Image hosted by Photobucket.com

Claro que, si la vemos bien, y con un poco de imaginación, nos ponemos en lugar de la pobre hamburguesa… Duh...
Acabo de matar mi inclinación a comer Hamburguesas!
Diosssssss esto va de mal en peooor!!!!
La próxima vez que entre a McDonalds, no voy a poder comer en paz, imaginando que la inocente cría que esta sentada ahí, adelante mío, con su mama, dándome la espalda, se puede convertir en.. En...ESO!

Probemos de nuevo…
Si pensamos un poco en arte, y sabiendo que Regan es mítica, combinemos dos grandes mitos en uno:
Image hosted by Photobucket.com
Juro que después de esto, no vuelvo a pisar un museo….
El solo imaginar un cuadro siguiéndome con los ojos, como muchos parecen hacer, para después.. Glup.

Fuera abajooooooooooo arteeeeeeeeee……

Bien, voy a tener que tomar medidas más extremas….
Imaginemos uno de esos antros nostálgicos, música disco, pibes a lo Travolta….

Image hosted by Photobucket.com
O.o.. Too much. Acabo de crear un nuevo Coco... La proxima vez que haciendo zapping encuentre Saturday Night Fever, me agarra un ataque de horror.

Bueno, ultimo intento:
SI NO PUEDES CON ELLOS, UNETELES
Image hosted by Photobucket.com
Lamento decir, que durante esta producción, grite, chille, me aterroricé, se abrió una page con la musiquita siniestra del Exorcista, y casi me infarto, me abracé balbuceando incoherencias a mi gato, y casi salto de la ventana en un ataque de Pánico… Ah, y ahora mismo, le estoy gritando a mi pichi que venga a borrar las imágenes residuales de Mis Documentos. Mira si me encuentro una por ahí, buscando un mísero avatar, en una noche de tormenta… Image hosted by Photobucket.com
Habrá Funcionado esto del Amaestramiento? Image hosted by Photobucket.com

Labels:




At 4:33 am, November 21, 2005,Anonymous packen said...

-.- son las 2.30 am en brasil hotel, y tengo que leer esto... tengo que confesar que no he logrado empezar a leer el exorcista que me prestaste ya que me da miedito quedarme traumado, mas suponte ahora qu emientras iba leyendo la susodicha parte escuche tooooodo tipo de ruidos... sere tan kamikaze de empezarlo ahora??? chaann,

PD: yo soy coco, no soy feo pero te owneo iwal

 

At 1:35 pm, November 21, 2005,Blogger Zeithgeist said...

Daaale, so marica, leelo asi compartimos deliciosos ataques de panico.. Vos sabes como es esto.. Che, el juego ese de la copa, me pa q me dejo un espiritu chocarrero, man.
-.-

 

At 4:54 pm, November 21, 2005,Blogger soloyloco said...

Me carga, yo no estaba conciente de mis cocos, ahora los veré por todos lados, lo bueno es que hasta hoy no pasan de nueve, vos serás la número 10 con esta cochina costumbre de abrirme los ojos.

 

At 9:01 pm, November 21, 2005,Blogger Zeithgeist said...

ahhhhh.. pero, el paraiso de los egoistas, es hacer sufrir a los demas su propio tormento... Nada mas que eso. Que lo disfrutes tanto como yo! ;P

 

At 4:20 pm, November 22, 2005,Anonymous Infection Oo said...

Packen dejate de joder loco queres terminar como Zeithgeist chabon?? TIRA ESE LIBRO A LA MIERDA !!!!

 

At 11:31 pm, November 24, 2005,Blogger Luis Luna said...

Hola zeithgeist

Gracias por visitar mi blog.

Me parecio divertido tu post de domando a regan.

Yo lei el exorcista y me dio tanto miedo que lo deje a la mitad, me provocaba pesadillas, luego me arme de valor y lo retome y lo termine. Sencillamente una de las mejors peliculas de terror, nada la iguala.

Saludos.

Luis Luna

 

At 2:20 am, December 30, 2009,Anonymous Selma said...

Hola como va? gracias por pasar por mi espacio y linda la referencia de Regan me encantaron las fotos y te dejo besos y te prometo pasar seguido a verte; Feliza me muero!!!!!!

 

At 3:26 pm, April 07, 2010,Blogger Calavera said...

Ahhhh... un alma gemela, querida Zeith. Ya le conté, pero logré de chico asustarme con varias cosas, pero esta mocosa endemoniada es, desde mis doce o trece años, la quitaesencia del terror... lo sigue siendo.
Vi la película con un amigo, en un proyector Super 8, y clandestinamente porque, claro, no nos dejaban verla.
Hasta hoy, algunas noches temo econtrármela en el baño... mierda.

Mencantó.

 

Post a Comment

Vomite en el tachito... Muerte lenta a los que salten con la mierda de PRI.

© 2008 Template Idea by Pannasmontata|| Modified by Zeithgeist.