Wednesday, September 10, 2008

Cosas que podrían haber salido muy mal

Nunca se pusieron a pensar en esos “que hubiera pasado si…”?
Es una pregunta que creo, debe definir a ciencia cierta a un HUMANO (si usted no lo pensó hasta ahora, se dará cuenta del porqué de esa necesidad acuciante de apoyar los nudillos en el piso cuando camina, y gritarle a...a..A
aaaa..AAAAAAAAA.AAAAAAAAAAAAA! uh uhuh al portero mientras se golpea el pecho frenético): las diversas ramificaciones del destino, y lo que hubiera podido ser de usted en otras situaciones q finalmente no se dieron.
Pero como yo soy mas original, y mas emo, y mas todo (ññññññññññ, *saca la lengua*) mis “qué hubiera pasado si…” casi siempre se remiten a la continuacion de desgracias familiares que a duras penas esquivamos.

Todavía recuerdo una Homérica (simpson, no el otro), donde mi muy responsable padre se encontraba, según él, limpiando el arma que solia guardar en el cajón de la mesita de luz. Mi vieja estaba a las puteadas no recuerdo ya porqué (la pobre santa siempre encontraba algo que putear, sobre todo cuando yo pululaba en las inmediaciones) cuando de repente se escuchó un estampido seguido de un silencio sepulcral…

- Cagamoh, al viejo se le salió la cadena! – fue lo primero que pensé mientras me las ingeniaba para treparme al elástico de la cama, impidiendo que el feroz asesino me viera cuando se agachara a buscarme.

Pues sí, se le había escapado un tiro que fue a parar, si mal no recuerdo, a la pared del dormitorio.
Mi mamá se quedó muda unos momentos, supongo que comprobando discretamente sus signos vitales, y perdidas masivas de sangre/masa encefálica. Luego, continuó gritando mas fuerte.
Presiento que mi papá desistió de usar el arma como elemento disuasorio ante la avalancha de exabruptos que se le vino encima…

Otra con el arma, fue la de mi viejo en plan “polecía urbana”, cuando viviamos en un descampado.
No sé bien (todavía es fuente de dicusiones domingueras en la flia.) si lo que molestaba era algun animal suelto, o un chorro de los que abundaban, pero estoy absolutamente segura que el señorito salió una noche oscura en calzones al medio del patio, y le apuntó a un bulto en medio de los pastizales.
Al día siguiente, los vecinos murmuraban sobre la presencia de un chupacabras, que se había cargado la vaca de don Luna.

Pero hay mas… Con la misma arma.
Años despues, el arma seguía en el cajón y mi viejo era viajante, lo cual dejaba a dos pobres féminas aterradas a merced de los patanes de un barrio muy poco respetable que declaraba su inhospitalidad mediante muro de entrada donde ponia: CUIDADO, VILLA CORNÚ.
En una de aquellas noches dignas de Poe, escuchamos ruidos en el fondo:

- Vieja, se metió alguien en el galpon…
- MMhmm..? (sordito)
- No má, con gases ya probaron los nazis y mirá la buena salud que goza Don Abraham… Llamá a la cana!

Mi vieja, que de inocente no tiene ni la costumbre de ruborizarse, largó una carcajada, y sin decir agua vá, sacó el arma de la mesita de luz para luego hecharse a temblar como buena cagona q es.

- Che, esto tiene el seguro puesto?
- No se, que sé yo.. Igual, se dispara sola, tené cuidado.
- Nono, tomá, dispará vos un tiro al aire! – mi vieja aterrada agitaba el arma ante mis narices.
- Dale carajo, que con el quilombo que estamos haciendo, si hay alguno atrás nos caga a tiros!!!

Por fin mi mamá juntó esas fuerzas de china recia de campo que tiene, abrió la ventana con una mirada perdida en la lejanía a lo Clint Eastwood (lamentablemente para la escena, la mirada quedó deslucida porque la lejanía llegaba hasta la tapia que estaba a dos metros de la ventana, por lo cual debió bizquear penosamente), y.. SACÓ EL BRAZO COMPLETO FUERA DE LA VENTANA, Y APUNTÓ CON PULSO DE HIERRO DERECHITO A LA TAPIA, TARDANDO UNOS 15 SEGUNDO APROX. EN ANIMARSE A TIRAR DEL PUTO GATILLO, mientras yo imaginaba:

a)- un ladron apostado debajo de la ventana que, aprovechando el brazo afuera de mi mamá, le quebraba el brazo brutalmente para arrebatarle el arma y haciendo con NUESTRA pistola un desparramo de sesos (y llevandose mi monederito con 5 monedas de 50 cvos.. sniffff)
b)-ningún ladrón, pero sí un grito desgarrador del otro lado de la tapia, y la imagen del vecino despachurrado.

Encima cuando se dio cuenta de la bestialidad que hizo, ni la decencia de dejar de reirse tuvo.

Otra de las desgracias que nos pasaron cerquita, fue cuando mi hermana todavía conservaba sus adorables rasgos salvajes y decidió hacer una carrera de salto en largo desde lo alto de un anfiteatro, escudada en sus superpoderes de patas largas (no al pedo le deciamos polaca tero).
Lo muy malo, es que no tenía muy desarrollada la capacidad de MANEJAR sus extremidades inferiores, lo cual hacía que terminara con las piernas hechas un ovillo cada vez q queria correr.
Imaginense madres de una criatura con estas caracteristicas, que se larga a bajar corriendo un anfiteatro ante sus propias narices como posesa. Está llamando al 911?
Mi mamá no, porque no estaba presente.
Tal vez tambien nos pasó cerquita un infarto.

- Y allá en la cabecera se la ve sacando fuego al concreto (anoten.. CONCRETO)a.. LAAAA POLAACA TEEEROOOOO! Va la cabezaconunarapidezimpresionanteseñoooores queeee deportist…. UHHHHHH
SILENCIO PASMADO DE LOS PRESENTES… cortado solo por el ruido:
pumbaraladapi pumbaraladapi pumbaraladapi pumbaraladapi

La Polaca había llegado al punto inercial en el cual sus pies se movian solos, pero su cerebro no alcanzaba a procesar tanto dato junto, por lo cual se precipitó por las escaleras haciéndose GOMA la cabeza contra el bordecito afilado de un escalon (de concreto, recuerdan??).
Podría haber perdido una hermana, y años de delicioso maltrato psicologico y físico (joder, era divertido despues de todo… Nos encantaba enzarzarnos en disputas que hubieran dejado chiquitito a karadagián), pero por la bendita suerte de mi familia, la Gloriosa Polaca Tero sólo salió del lance con un holluelo muy pintoresto en la sien derecha (creo) que todavía se le marca cuando se ríe.

Y siguiendo con los atentados encubiertos a mi vieja…
Yo estoy añeja.. tanto, que puedo decir con orgullo que me pasé toda mi infancia y gran parte de mi adolescencia calentando ambientes y agua a leña. Y no eramos de los que pediamos por tonelada asi nomas, eh? Nop, nuestra familia, al mejor estilo Robinson Crusoe, se dedicaba tardes enteras de invierno a jugar al leñador desmontando extensas áreas en pos del baño matinal.

Recuerdo una de aquellas travesias, donde a mis viejos se les dió por arrancar de cuajo un arbol que parecía firmamente arraigado al suelo mediante la simple técnica cavernícola de sacudirlo, uno de cada lado con el resultado de un entorno particularmente propicio a los crimenes perfectos, lo cual hizo que mi viejo se entusiasmara con los empujones y terminara clavándole el tronco en plena frente a mi mamá, que soltó el pobre arbol y salió haciendo eses para vaya a saber uno donde, hasta q cayó sentada de culo.

En la misma línea antiecológica, pero con técnicas mas avanzadas, me encontraba yo mucho tiempo despues dispuesta a cortar un tronco que jodía en el patio con… una motosierra (los que me conocen podran imaginar mi emocion de asesina serial con uno de esos trastos a mano…).
Mi viejo, muy preocupado por la salud de su hermoooso retoño (UNA MOTOSIERRA, ANIMAL, COMO ME VAS A DAR UNA MOTOSIERRA), procedió a darme unas someras indicaciones de seguridad:

- No quiero q empiezes a correr otra vez para la casa de los del frente gritando: GORDA DE MIERRRRDAAA con la motosierra en la mano; NO, A MI NO, al arbol, concentrate carajo!; puede haber alambres encarnados que no ves… Si la motosierra se topa con uno de esos, va a saltar para atrás y te la vas a poner en medio de las guampas, asi q hacele fuerza siempre para abajo eh?

Yo, obediente por primera (y única …) vez en la vida, comencé a cortar el tronco empujando la motosierra con todo el peso del cuerpo por las dudas, sin darme cuenta de que: El tronco se termina en algun momento, vithe…
Cuando se terminó lo que había para cortar, la motosierra cayó hacia el suelo, todavía andando, y a DOS milimetros de mis preciosas John Foos (en aquella epoca sólo habia converse importadas, y eran de cheto, puaj).
De la impresión, mi viejo se le salió por la nariz el mate q estaba tomando, porque en serio, cayó tan cerquita, que los dos nos quedamos mirandonos retadoramente a ver quién era el macho q iba a mirar dentro de la zapatilla.

A nivel automovilístico, los accidentes en potencia mas espectaculares los vivió mi viejo.
En uno de sus viajes, lloviendo a cántaros, el abrijetas no notó ni de casualidad que una parte de la ruta estaba cubierta con ese barro finiiiito resbaloso como jabón, y pasó a lo recalde por encima, lo cual lo dejó haciendo trompos un rato, para luego caer en la banquina, con un metro de agua.
Pero no terminó ahí, nono. El imprudente se salió del auto a las putedas (el dice que fue para huyentar el cagazo, no de cabron sacado…) con las patas metidas firmemente en el barro. Dedicóse entonces en cuerpo y alma a dedicarle exabruptos ordinarios a satanas como corresponde a un buen tano, cuando notó que otro auto estaba en la misma situacion, y despues de hacer los trompos de rigor, se dirigía a su encuentro a velocidad de bólido.
Todavía no sabemos cómo carajo hizo para volar del barro a lugar seguro, pero juraría q no era solo barro lo que quedó dentro de la camioneta… Alguien tuvo q cambiarse los calzones, sisi…

Y la ultima, que fuera de dejarme pelotuda como soy hasta el día de hoy, podria haber sido peor:
Yo tenia un tío de esos que no sirven para un carajo, pero son chistosos y juegan a lo bestia, lo cual hace las delicias de todo crío (recuerdo particularmente aquellas mañanas de invierno en las que se dirigía hacia la camada de cachorros que eramos todos los primos, acurrucados en la misma cama bien grande bajo una sola colcha enorme, y se nos tiraba encima como venía, para luego tirarse un BUEN pedo debajo de las colchas y dejarnos a todos medio asfixiados pero la mar de contentos).
Mi tío era de jugar a los penalties con mi viejo mientras se hacía el asado, y como buen incivilizado, tiraba puntazos demoledores. Cuestion que, en uno de aquellos mediodías, los jovatos jugaban a penalties y los querubes andabamos trepados a la tapia a caballito. Una tapia de tres metros masomenoh… A mi tío le entró la furia por ir perdiendo inmisericordiosamente (mierrda que palabra larga) y lanzó un quemo (como les dicen ahora…? Bueno, eso, un fulbaso a toda leche) con tan mala punteria, que fue a darme directo al cráneo (no quiero pecar de drama queen, pero siempre sospeché que fue a propósito).
Desde la tapia caí al suelo cual indio desmontado de un tiro, con la cabeza rozando un bodoque de cemento que habia quedado de la construccion de la casa, en el baldío.
Supongo q si le hubiera pegado a eso con la cabeza, hoy deberian esperar a tecnicas mas avanzadas q una simple PC e internet para sacar mis posts del pegote de sesos y portland que hubiera quedado…
Eeen fin.

Y todavia hay muchos mas desastres en ciernes en lo que queda de mi vida (momento en el cual me pongo MUY paranoica.. cuanto queda?? Cual va a ser el desastre que me va a despachurrar!? OH POR DIOS!!!).. por el momento los dejo pensando (¿)

Au revoir!

Labels:




At 2:38 am, September 12, 2008,Blogger Chelonian said...

hahahahaha es así!
Es increible que hayamos sobrevivido hasta ahora. Muchas veces pienso que si no fuera pura cuestión de suerte los humanos deberíamos habernos extinguido hace rato.
Lo más particular son los chicos, se tiran desde 4 metros de altura a los 5 años y no les pasa nada, es más, se vuelven a tirar a los 2 mins. Llego a hacer eso ahora con 29 y dejo un cráter en el piso -.-

 

At 10:09 pm, September 12, 2008,Anonymous playmobil said...

Eres mi musa inspiradora zeithgeist

 

At 5:43 pm, September 13, 2008,Anonymous Umbra said...

Ja, posta que muchas veces tenemos culo con ciertas cosas... yo por ejemplo deberia haber muerto en la frontera chileno, o incluso cuando tenia 7 años haberme caido por un desfiladero por resbalarme en hielo...

Hay que admitirlo, tenemos CULO.

 

At 6:27 am, September 15, 2008,Blogger K said...

Tu viejo parece un jodido cabrón que no se come la mierda de nadie. Un ejemplo a seguir. Tu tio el jugador, por su lado, dio una buena demostracion de Furia. Ese tipo sabe lo que hace.

Yo tambien he manejado alguna motosierra y cortado algún arbol, ahora... ¿usando unas John Foos? Vamos. Eras como la leñadora más glamorosa del lugar, imagino.



Saludos!
K

 

At 6:47 am, September 16, 2008,Blogger Zeithgeist said...

absolutamente! No hay q perder el glamour ni para cortar un tronco!
O esperabas q me pusiera un overall...? Mierda, los overales tienen su encanto (solo si se los usa son nada debajo, y se tiene un BUEN par de teas, lo cual, NO es mi caso.. creo q yo en overall me veria como el flaco ese sarnoso de american chopper.. es tan deprimente q ni el nombre me acuerdo)

 

At 2:02 pm, September 23, 2008,Blogger El gato vagabundo said...

Villa Cornu es muuuuuy jodida...

Yo que tu vieja vaciaba el cargador.

 

Post a Comment

Vomite en el tachito... Muerte lenta a los que salten con la mierda de PRI.

© 2008 Template Idea by Pannasmontata|| Modified by Zeithgeist.